Quiero apadrinar

Conoce los centros de la Fundación

Manila M.M.

Manila M.M.

Santa Ana - Manila M.M.
2389 K. Tejeron Street
P.O. Box 300
Manila M.M. - Filipinas

Tel.: 563 11 38
Fax:

La comunidad de Sta. Ana se fundó en el año 1992. La casa no fue construida sino que las hermanas la compraron ya hecha y luego la repararon. Esta se hizo para casa de formación y también para centro de la delegación. Está situada en la ciudad de Manila. Uno de los pueblos se llama Sta. Ana. El clima es tropical.

Los niños tienen la posibilidad de ir al colegio público y privado. Los niños que van a colegio público son de familias de distintas provincias: Luzon, Visayas y Mindanao. Algunos de los niños que van a colegio privado son de familias que tienen trabajo fijo, como profesionales, tienen grandes negocios, trabajan fuera del país, pero la mayoría de los padres de estos niños trabajan como conductores de autobuses, de jeepnies, de triciclos, vendedores de pescado, de verduras, algunos trabajan en los talleres, en grandes construcciones como peones, en grandes compañías, en grandes hoteles como camareros, porteros, en fábricas, y algunas trabajan por cuenta propia. Ninguna de estas personas tiene este trabajo seguro, por lo que los ingresos tampoco están asegurados. De este modo las familias viven en una situación difícil porque los ingresos no son suficientes para mantener todas las necesidades de la familia, porque es sueldo es bajo y el trabajo no es fijo.

Algunas familias viven en casas alquiladas, sencillas y humildes, otros tienen casas propias, algunas han construido chabolas debajo de los puentes, en las vías del ferrocarril y en los edificios viejos.

Estas familias no tienen agua potable por lo que tienen que ir a comprar el agua. Los terrenos que ocupan las familias no son de su propiedad pero como no tienen ninguna posibilidad de comprarlo se asientan así de forma ilegal. En esta zona las casas están muy cerca las unas de las otras. Si hay enfermedades como la diarrea, el sarampión y el dengue, los niños siempre son las víctimas. En algunos sitios donde las familias viven, el agua está estancada porque las canales de los tejados están taponadas con las basuras, especialmente en tiempo de lluvia. También hay muchos niños que sufren desnutrición, y en otras familias hay algún miembro que consume droga.

Si los niños no van al colegio o no son apadrinados suelen salir a las calles para pedir limosna, vender flores, verduras o se quedan en casa como niñeros, ayudan a los trabajos que las madres están haciendo, cogen en las basuras que están en los contenedores: botellas, diarios, plásticos... todo lo que se puede reciclar para luego venderlo. Con el dinero que tienen van a comprar comida o lo que ellos quieren. Les gusta jugar con juguetes, al baloncesto y también crear algo para disfrutar.

Su alimentación se basa en el arroz que está presente en cada comida, arroz con pescado, con verdura, con carne, con fideo... A veces se come pan con café sin leche, pero hay días en los que sólo toman el café sin leche.

Todo lo que he contado no es así siempre. Los niños se visten como aquí en Europa. La política es fuerte pero la gente está atenta y consciente de la situación.

El niño apadrinado:

Es una satisfacción para un niño tener un padrino que les apoye en sus estudios. Desea recibir la educación que le permita, el día de mañana, sustentarse y ganarse el respeto de los demás. El dinero del apadrinamiento se gasta en material escolar, uniformes, la matrícula del año entero y la atención a todas sus necesidades. El fin de semana los padres tienen reuniones para compartir el Evangelio junto con otros padres y construir una pequeña comunidad de creyentes. Ellos son modelo para otras familias. Se nota la alegría que tiene el niño cuando va al colegio. Los padres están muy agradecidos a los padrinos por sus hijos.

Hna. Malou Inso

Galería fotográfica de Manila M.M.

Centros relacionados con Filipinas

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar