Conoce los centros de la Fundación

Puthoor

Puthoor

Maria Rafols Complex
Srs. of Charity of St. Anne
María Rafols Complex
Puthoor -629252- Kanya Kumari DT.
Puthoor-Mandaikau-Tamil Nadu - India

Tel.: 374 82
Fax:

Uno de los productos mas caros del mundo “el uranio” se extrae de las arenas de las playas de Puthoor mientras que los mas de 2.000 nativos del lugar queman sus vidas en la mar en embarcaciones hechas de troncos vaciados y bebiendo licor activado con el carbono de las pilas desechables.

Puthoor se funda el 10 de Octubre de 1992 y entre sus servicios acoge a las mujeres de pescadores. Conoce sus vidas, costumbre y hábitat que rodea al niño "pescador".

Puthoor “vive” de la pesca que diariamente consiguen sus desafortunados habitantes. Sin embargo, para conseguir unas pocas rupias deben internarse mar adentro, en aguas de fuertes corrientes debido a la confluencia del mar de Arabia y el océano Índico.

Para vencer el pánico, sus pescadores se embriagan con licores artesanales hechos con raíces de distintas plantas, aunque el fermento lo consiguen con las barras de carbono de las pilas desechables.

Esta situación de embriaguez continuada y frustración hace que en el mal llamado hogar se generen continuos abusos y malos tratos hacia la mujer. Durante los tres meses que duran las fuertes lluvias que trae “el monzón” la mujer busca dinero en fiadores de los pueblos cercanos para mantener a su marido embriagado y de esta forma intentar que su frustración no derive en nuevas palizas.

El “hogar” hasta el año 1992 eran pequeñas chozas de caña y paja próximas a la playa. Con motivo de la beatificación de María Rafols en el año 94, las hermanas obtuvieron financiación para un proyecto emblemático: la construcción de 305 casas para los lugareños. Estas casas, con una habitación que hace las veces de cocina, sala de estar y dormitorio tiene anexo un espacio para el retrete.

Como anécdota y por la cultura de la zona sus habitantes arrancaron este retrete que usan ahora para guardar leña y continúan acudiendo al bosque para sus necesidades.

En este ambiente, el niño que comienza sus estudios es repudiado por los pescadores, y prácticamente expulsado del poblado, lo que hace que la mayoría deje sus estudios a los 14 años para asistir a la pesca.

Las niñas estudian más que los niños, más o menos hasta los 15 ó 16 años en que se casan. Para la boda las chicas dan la dote al futuro marido en función de lo que este tiene. Si tiene estudios, bote, etc... cuanto más tiene el chico más paga la chica.

Como ejemplo de Dotes, unas 200.000 rupias, nevera, cama, perolas...

La familia del chico es quien pide la dote, la boda dura una semana; música, y se invita a todo pueblo. Paradójicamente se gastan todo lo que tienen, no existe el concepto de ahorro. Agosto y septiembre: son meses de bodas y suben los precios de todo, luego se estabiliza a partir de octubre.

Curiosamente, si el hombre quiere a la chica la familia lo acepta y si es la chica la que quiere al chico no se permite la relación.

Estos matrimonios a los 15 años, derivan en multitud de separaciones, cuando no, la infelicidad de la chica hace que esta se rocíe de Keroseno para acabar su desdicha.

El centro de Puthoor acoge a unos 300 niños apadrinados, si bien, en este caso no se trata de un régimen de internado sino de formación y alimentación.

Además, las mujeres son ayudadas para superar su estilo de vida en la confección de felpudos hechos a partir de la fibra del coco. También, se les enseña a coser vestidos, aunque mayormente no les gusta trabajar y acostumbran a quedarse en casa sin hacer nada.

Muchas mujeres no saben leer. En la parroquia se anuncian programas de alfabetización durante varias semanas, no llegando a superar las cuatro asistentes.

Las familias con mas éxito tienen 5 ó 6 hijos y todos viven en la casa con los padres. Si se casa alguno hasta que tenga 2 ó 3 hijos seguirán con los padres.

Algo más al interior, la gente con terreno cultiva fácilmente varias clases de banana. Un bunch (ristra de banana) con aproximadamente 400 bananas cuesta 150 rupias: unas 600 ptas al cambio.

El banano, se planta y crece fácilmente. En unos ocho meses ya da frutos.

Contrasta ver las majestuosas playas en las que los pescadores por cultura India no se bañan, estos prefieren hacerlo vestidos en los numerosos ríos del lugar. De la arena de estas playas, se extrae el uranio. En las orillas el agua va entrando en la zona llegando al pueblo.

Desde el año 92, ha entrado 1,5 kms. y la municipalidad ha tenido que poner grandes bloques de piedra para que el agua no se lleve el poblado. Aún así, en muchas ocasiones la zona se inunda.

El gobierno ha destinado numerosas opciones de ayuda, nos sorprendió más la oferta que hizo a aquellos pescadores que adquieran 3 “cents” (unos 500 metros cuadrados) de tierra por un coste de unas 60.000 ptas, ya que a estos se les construye gratuitamente la casa.

Galería fotográfica de Puthoor

Centros relacionados con India

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar