Pulsa sobre los botones para ver los videos. PULSA SOBRE LOS BOTONES PARA VER LOS VÍDEOS
1 - La plegaria 2 - Las primeras zancadas 3 - Por el Ayuntamiento 4 - A trompicones por Mercaderes 5 - En la Estafeta 6 - Telefónica 7 - El callejón 8 - La Plaza ¡Quiero participar!

Servicios del portal > Conoce los centros > América >

Holguin

Holguin

País: Cuba

Holguin
Holguin

Hnas. de la Caridad de Sª Ana: Centro Apostólico Mª Rafols
Apdo. 286 - Carret. Central, 117 E
Holguin
- Cuba

Tel.: 0053 24 422827

Desde sus inicios en Holguín, la congregación se estableció en las afueras de la ciudad, donde comenzaron una labor misionera que se extendió hasta los barrios más vulnerables y periféricos de la zona, con una realidad más dura de dolor y pobreza. Su labor en el barrio de Harlem abrió el camino para futuros proyectos. Aquí la vida es un reto pero, con la acción de las religiosas, el lugar se ha ido haciendo más amable y menos agresivo, que respira esperanza y ganas de vivir.

En 1991, las Hermanas llegan a Holguín, donde comienzan a realizar visitas a los pueblos y a colaborar con Cáritas en la Casa de ancianos.

En 2002, se inician los Talleres Viva, con el objetivo de educar en valores desde la propia realidad sociocultural.

En 2003, se pone en marcha la importante atención a las personas mayores, a través de ejercicios físicos, recreación, manualidades, espiritualidad y otras acciones.

En 2004, se erige la Parroquia de San Joaquín y Santa Ana.

Las Hermanas adquirieron una casita que se encontraba en mal estado de conservación, y la reformaron haciendo una fachada que fue una réplica de la casa de Madre Ràfols en Villa Franca del Panedès. Esta casita acoge a la comunidad, ofrece catequesis y cuenta con un taller de corte y costura que facilita la capacitación a quienes asisten a clase.

Se creó un grupo de Alcohólicos Anónimos y se pusieron en marcha otras iniciativas que fueron convirtiendo el entorno en un espacio cuidado y limpio. En los barrios El Recreo y El 71, las Hermanas se afanan por rescatar a sus habitantes de la dura realidad en la que pasan sus vidas, donde el alcoholismo, la falta de empleo y el bajo nivel educativohan hecho estragos. Además, las Hermanas construyeron aquí un comedor que ofrece almuerzo durante toda la semana para niños: no solo se les ofrece una alimentación adecuada, sino que también reciben repaso escolar y asisten a los Talleres Viva, fundamentales en su formación. Muchas de las niñas que iniciaron este proyecto, hoy, casi dos décadas después, llevan a sus hijos de la mano para que vivan esta experiencia que cambió su vida.

La población suele dedicarse a la agricultura o a oficios con muy baja remuneración económica, por lo que la calidad de vida no es elevada. Se realizan proyectos con campesinos de la comunidad para la cría de ovejos y patos, los que son una fuente de alimento destinada a suplir las necesidades de la guardería y del comedor para niños ubicado en la comunidad El 71. En la guardería, los niños disponen de un espacio seguro y educativo donde desarrollarse: aprenden nuevos trazos, colores y juegos, y crecen en valores éticos y morales. En la segunda planta de la guardería, hay un aula de informática que ofrece sus servicios a la comunidad y un taller de corte y costura que genera resultados. Las mujeres de la comunidad aprenden un oficio que les permite un sustento económico que antes no tenían. Un pequeño parque de diversiones y un mirador completan el conjunto del hogar, dándole un aire renovado a la comunidad y un espacio para que niños y niñas puedan emplear su tiempo libre.

Otro anhelo de las Hermanas era la creación de un acueducto, que ya hoy proporcionara agua a muchas familias.

En 2016, las Hermanas de la Caridad de Santa Ana cumplieron 25 años de presencia en Cuba: más de dos décadas de acompañamiento a este pueblo en sus alegrías y dolores.

Centros relacionados con Cuba

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar