Pulsa sobre los botones para ver los videos. PULSA SOBRE LOS BOTONES PARA VER LOS VÍDEOS
1 - La plegaria 2 - Las primeras zancadas 3 - Por el Ayuntamiento 4 - A trompicones por Mercaderes 5 - En la Estafeta 6 - Telefónica 7 - El callejón 8 - La Plaza ¡Quiero participar!

Servicios del portal > Conoce los centros > América >

La Lima

La Lima

País: Honduras

La Lima
La Lima

Guardería Infalntil "Ntra. Sra. de la Fuensanta"
2ª Etapa Colonia Planeta. Detras de la Iglesia Católica
La Lima - Cortes- (S. Pedro Sula) - Honduras

Tel.: 504 5553249

En términos estrictos la pobreza infantil es una situación por la que un niño no puede satisfacer sus necesidades básicas en el campo de la salud, alimentación, escolarización y vivienda entre otros, pero esta definición debe ser ampliada cuando hablamos de los países en desarrollo y observamos una serie de carencias relacionadas con la libertad, los derechos humanos, la exclusión social y las mínimas posibilidades de autorrealización personal. En este escenario en mayo de 1998 …

…se funda la guardería de la Fuensanta, en el término municipal de La Lima. Aunque este espacio está próximo al aeropuerto internacional de San Pedro Sula, las comunidades que integran su población viven niveles de pobreza próximos al 90%, es decir, 9 de cada 10 habitantes de la colonia son pobres, y entre 4 y 5 de estos 9 son muy pobres. Este dato contrasta extraordinariamente si consideramos que esta región aporta al país el 50% del Producto Interior Bruto y supone un 54% de la tierra irrigada del país. Modernas instalaciones para la producción agrícola se concentran en la zona pero de los beneficios que produce la tierra, tan solo un porcentaje inferior al 6% quedan repartidos entre la población. 

En este espacio de necesidad el niño es un ser vulnerable. Un ser carente de todos los beneficios reconocidos en los tratados mundiales sobre infancia: salud, alimentación y escolarización. Aquí son solo un espejismo al que el gobierno es incapaz de dar solución a pesar de las diferentes estrategias para la reducción de la pobreza. Esta situación tiene raíces históricas, instrumentos políticos, económicos y sociales que no solo no han favorecido el desarrollo de estas tierras sino que lo han frenado bruscamente. 

El centro guardería de la Fuensanta en la Lima es un primer instrumento de desarrollo social que trabaja directamente en el corazón de la necesidad. Este proyecto tiene diferentes vertientes muy definidas.

Por un lado trabajamos con los más pequeños, niños y niñas de hasta 6 años cuyo futuro sería más bien incierto sin la prestación de este servicio social. La atención al menor supone una serie de beneficios directos en la familia. La educación del niño es solo el primer estadio de este proyecto ya que las familias pueden dedicarse a obtener recursos económicos con que sobrevivir a diario, sin la carga que supone no poder aportar nada al más pequeño. En el proyecto estos niños y niñas tienen un horario de atención completo que abarca desde el desayuno, el baño, los pañales, la siesta, las clases con todo su ciclo formativo …hasta el cepillado de dientes, el aseo, etc…

El comedor nutricional sirve alimentos muy humildes. Las hermanas están obligadas a estirar su presupuesto. Arroz, frijoles, caldos y frutas como el plátano o el mango son los nutrientes habituales. Ocasionalmente un trozo de pollo que los niños degustan sabiendo que es un lujo que no podrían disfrutar en sus hogares. Así de duro. La diferencia en el consumo de alimentos con respecto a un niño de la misma edad en España es difícil de calcular, si bien, sirva como estimación esta aproximación por la que el niño hondureño consume menos de una quinta parte de nutrientes. La dieta consiste en un vaso de leche con dos galletas para desayunar, arroz y un poco de pollo con una pieza de fruta para comer. Hablamos obviamente de los niños más afortunados que asisten a la guardería. Esta situación nos obliga a crear un programa anual para sostener este centro mediante un proyecto de ayudas a la infancia en la Fuensanta. Otro programa a diseñar y proponer a nuestros socios.

La guardería es atendida por un conjunto de profesionales que obviamente cubren todos los servicios expuestos anteriormente. Disponemos, además, de cuatro jóvenes que ayudan en el proyecto con los niños y estas a su vez son ayudadas en los estudios de sus carreras profesionales.

El profesorado en Honduras sufre al igual que el resto de asalariados, ya sean privados o institucionales hasta el punto de que la gran mayoría de maestros en el país tienen que duplicar su jornada laboral para poder obtener los recursos mínimos para alimentar a su familia. La estructuración familiar es poco respetada por las propias parejas, la promiscuidad es latente y más presente cuanto mayor es el índice de pobreza. Muchas jóvenes rompen su escolarización a los 15 ó 16 años para iniciar su vida en pareja. Una gran parte de ellas son abandonadas al poco tiempo de nacer su primer hijo. Este es un aspecto que facilita la creación exponencial de nuevos grupos de excluidos sociales.

Otra función del proyecto es el seguimiento de los programas de apadrinamiento. Más de 200 niños y niñas son apoyados con becas que gestionan las hermanas en esta misión. Tristemente, aunque los colegios son gratuitos no es difícil ver como las necesidades del colegio son sufragadas mediante las colectas populares que sangran a las familias. Por ejemplo para la construcción de una valla se solicita que las familias paguen su cuota. Estas cuotas, en muchos casos próximas al dólar, imposibilitan que el niño quede a merced de la calle. Las hermanas en este sentido realizan un seguimiento del niño y racionan sus necesidades económicas desde la aportación del padrino. Material escolar, uniforme, algún medicamento y en muchas ocasiones algún alimento permiten que el niño siga integrado en el plan escolar. Esta es una asignatura pendiente que ningún gobierno debiera permitir. La República de Honduras contempla otros gastos con mayor prioridad que la atención integral de sus pequeños. Es una falta de visión de consecuencias incalculables, máxime dada la posición estratégica que Honduras representa en Centroamérica y que debiera obligar a sus dirigentes a plantearse la formación de sus jóvenes como prioridad incuestionable como paso previo a la redacción de cualquier plan estratégico de desarrollo.

Las hermanas realizan también trabajos significativos en la zona. Dan clase en la Escuela “La Milagrosa”, catequesis, trabajan con los jóvenes y se desplazan a otras comunidades cercanas para prestar sus servicios.

Desde aquel día de septiembre de 1998 en que llegaron las primeras hermanas todavía resuenan con agradecimiento los ecos y cánticos espontáneos de los niños y niñas de la Fuensanta.

Galería fotográfica de La Lima

Centros relacionados con Honduras

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar